Archivo de la categoría: Junio

28 DE JUNIO 2013

Imagen
28 DE JUNIO 2013

1000698_589094194445959_205897357_n

Anuncios

De excursión creativa por Madrid

Estándar
De excursión creativa por Madrid

Cada vez que vengo a Madrid por trabajo, aprovecho en mi tiempo libre para visitar algo de esta extraordinaria ciudad. Esta vez, he visitado la exposición de Pissarro que se exhibe en el Museo Thyssen-Bornemisza. Una aventura por su obra, el paisaje, tanto rural como urbano.

Humilde y colosal, como le llamó su amigo Cézanne, Camille Pissarro (Santo Tomás, Islas Vírgenes, 1830-Paris, 1903) es quizá la figura fundamental del impresionismo y al mismo tiempo la menos reconocida de ese movimiento. Como mentor del grupo, en 1873 redactó los estatus de la cooperativa  de artistas que iniciaría las exposiciones impresionistas, y fue el único pintor que participó en todas ellas, desde 1874 hasta 1886. Pero la carrera de Pissarro sería eclipsada por el inmenso éxito de su amigo Monet.

 

camille-pissarro-paysage-pres-de-pontoise-1874-81531 hyde-park-london-1890 Camille_Pissarro_002El-huerto-en-Eragny-1896-de-Camille-Pissarro

La magia del solsticio

Estándar
La magia del solsticio

solsticio night

La fiesta del solsticio de verano es una de las noches más cautivadoras y sensuales. Celebra el poder y la renovación del sol el día más largo del año, mientras la luz de la tarde se apaga despacio. Se cree que la noche de San Juan nos acerca más al mundo natural, y a lo largo de los siglos se han celebrado numerosos rituales, muchos de los cuales giran alrededor del romance, que han evolucionado para aprovechar esta fecha tan especial.

Como Shakespeare relató en la comedia El sueño de una noche de verano, el mundo de las hadas se reunían para su fiesta anual, y los niños que preparaban un festín para ellas se veían recompensados a la mañana siguiente con regalos, envueltos en bonitos papeles y cintas de colores, que colgaban de las ramas de los árboles.

Se dice que el sonido de una flauta de saúco anuncia a las hadas que la fiesta está a punto de comenzar. La tradición aconseja también esparcir plantas protectoras para ahuyentar la mala suerte, sobre todo la de índole romántica. Dicen que el hinojo, el abedul, las poenías y la ruda repelen a todos los espíritus malévolos que ronden cerca.

La noche del solsticio extiende una manta bajo las estrellas. El embrujo de esa noche sólo se produce una vez al año.

(El encanto cotidiano, Sarah Ban Breathnach)