El amor de los días desnudos de noviembre, antes de que llegue la nieve…”

ROBERT FROST

Noviembre se complace en el espíritu festivo que llevas dentro y aspira a borrar la preocupación de tu rostro agotado. Con las fiestas que se avecinan, ¿ya estás quejosa de los dones de gracia que te ofrece este mes? Aunque se avecinen la familia, los festejos y el ajetreo, noviembre sabe cómo cuidar de ti. Deja, pues, que lo haga con amuletos reconfortantes contra el frío, un par de cuentos de invierno, cenas suntuosas en pijama, esplendor en la copa de cristal y lo asombroso de lo cotidiano en las cosas simples que pasamos por alto. Deja que rebose la copa con mimos sensuales dirigidos al cuidado y la preservación de tu persona.

Fragmento del libro El encanto cotidiano de Sarah Ban Breathnach

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s