Archivo de la etiqueta: Brené Brown

Reflexión… Amarse uno mismo

Estándar
Reflexión… Amarse uno mismo

1602111_10152281648692625_283963288_o

¿Podemos querer a otras personas más de lo que nos queremos a nosotros mismos?

Para mi, la respuesta es no. Y no me lo tomes a mal, pero desde que comprendí está respuesta, mi vida cambió de una manera vertiginosa, mi vida se volvió más positiva y yo me convertí en la mejor versión de mí mismo, dando lo mejor de mí.

A través de mi viaje hacia una vida más auténtica y convertirme en el mago de mi vida, comprendí que mientras no me quisiera lo suficiente no podría estar bien conmigo mismo y tampoco podría amar a las personas que me rodean. Sentía que algo no funcionaba a pesar de que creía que al dar todo a esas personas, mis padres, mis hermanos, mi familia, amigos y pareja, estaba dando más del 100%. La realidad es que yo me menospreciaba, no me cuidaba y menos me amaba.

Postergaba mi plena atención, ya que tenía que darlo todo a mi mundo exterior, para complacer a todos ellos y yo “sentirme realizado”, pero la verdad es que siempre acaba devastado, sin energía y sin fuerza. Lo peor de todo es que no entendía el por qué.

Hay una frase que resonó en mí, retumbó mi alma y a todo mi ser.  Me hizo estremecerme hasta el punto que comencé a llorar. Estaba leyendo el libro “Hijas de la alegría” de Deepak Chopra, y cuando leí:

-El vacío existe porque crees en él. Te has adaptado a no tener poder, pero ése no es el estado en el que se supone que debes vivir. Debes abandonar lo que no funciona y jamás funcionará. Ahora escucha -dijo, y levantó la voz–: “Nací para el dios del amor. No volveré a mendigar nunca más, ni por la cosa más insignificante.”

No volveré a mendigar nunca más, ni por la cosa más insignificante. En ese momento, me di cuenta que no me quería lo suficiente, que tenía que cambiar para poder dar lo mejor de mí, y la manera en que podría hacerlo era comenzado a quererme a mí mismo al 100%, aceptándome tal como soy. Ni más ni menos. No podía mendigar por nada, tenía que darme todo. Además, descubrí, en ese proceso de quererme, que todo lo que necesitaba estaba dentro de mí. ¡Qué maravilla de momento!

Si queremos vivir una vida auténtica y de corazón, ser nuestro héroe, ser el mago de tu vida, tenemos que amarnos y aceptarnos a nosotros mismos. Estos son actos supremos de coraje. Y como dice Brené Brown: “En una sociedad que predica: “Ponte en último lugar”, el amor hacia uno mismo y la autoaceptación resultan casi revolucionarios.

Gracias por leer.

Anuncios

Los dones de la imperfección. Curso a distancia. Segunda Parte

Estándar
Los dones de la imperfección. Curso a distancia. Segunda Parte

Quiero compartir mi experiencia en mi primera semana de la segunda parte del curso “online” Los dones de la imperfección.

Esta semana el tema principal es “cultivar la creatividad” y como primer deber que teníamos que hacer era darnos permisos para hacer todo aquello que por una u otra cosa, no queremos, no podemos o simplemente nos da miedo. Desde que conocí a Brené Brown y leí sus dos libros, los dones de la imperfección y Frágil el poder de la vulnerabilidad. Me he unido a la revolución de “VIVIR UNA VIDA DE TODO CORAZÓN.”

 

IMG_4434

Hay que ser valiente para poder entrar al ruedo y dejarte ver, tal cual eres. Para ello tienes que aceptar la vulnerabilidad y tomarla como aliada tuya para brillar desde el fondo de tu ser. El albergue del alma, es parte de mi ruedo, es donde me siento valiente, con coraje. Es el espacio en donde me siento vulnerable, pero a la vez maravillosamente feliz por poder compartir mi verdadero yo.  Que mejor manera de compartir con ustedes, mi auto-retrato hecho por mí, usando crayolas. Espero os guste y sea una fuente de inspiración. No dejen de seguir el desarrollo del curso.

¡Y MIL GRACIAS POR SER, ESTAR Y EXISTIR!

 

IMG_4435 IMG_4433

Vivir de todo corazón. Un curso para el alma.

Estándar
Vivir de todo corazón. Un curso para el alma.

El curso los dones de la imperfección de Brené Brown ha sido una experiencia increíble en todos los aspectos, desde poder despertar a el artista que llevamos dentro, creando un diario ilustrativo y, lo más importante, conocernos a nosotros mismos para poder llegar a vivir una vida de todo corazón.

Hoy, quiero compartir con ustedes mi experiencia con el curso, pero sobretodo, invitarles a hacer una viaje al interior de cada uno para conocernos, comprendernos, aceptarnos y amarnos a nosotros mismos. Es necesario una educación emocional para ver una cambio radical en nuestro entorno y en el mundo entero.

Conocí a Brené Brown a través de su charla TED, la cual fue muy impactante. Ver como una académica, ¡una Doctora! hablaba de temas emocionales. Lo que más resonó en mi alma fue cuando mencionaba el que todos tenemos que luchar contra la vergüenza y el temor de no estar a la altura de las expectativas de los demás, y está claro que me asustaba dejar a la vista y dar a conocer mi verdadero yo. He luchado con esas sensaciones a lo largo de mi vida. Sentía que no era suficiente en nada, en la escuela, con la familia, con los amigos, con la pareja, en fin, en toda mi vida.

Gracias a la crisis- despertar que tuve hace unos años, la cual me permitió cultivar mi alma y mi ser interior, fui descubriendo maestras y maestros que me guiaban por el camino del auto conocimiento y aceptación. Pero fue el libro de los dones de la imperfección que me respondió a mis temores y dudas. ¿Qué resulta más arriesgado: ignorar lo que la gente pueda pensar de nosotros o hacer oído sordos a lo que sentimos, lo que creemos y lo que somos?

He tenido el coraje, la compasión y la conexión para unirme a la revolución de vivir de todo corazón, porque mi historia importa porque yo importo. El curso es parte de esta revolución. Es divertido y creativo, pero a la vez es profundo y revelador.

Comparto el último párrafo del libro porque resume mi actual estado: “Puede que el término revolución suene ligeramente dramático, pero, en este mundo, elegir la autenticidad y la valía personal es un absoluto acto de resistencia. Elegir vivir y amar con todo el corazón es un acto de desafío. Vas a confundir, a enfadar y a aterrorizar a montones de personas…, incluso a ti mismo. En un momento dado estarás rezando por que la transformación pare de una vez, y al siguiente rogarás que no termine jamás. También te asombrarás de lo valiente y atemorizado que puedes llegar a sentirte al mismo tiempo. Al menos así es como yo me siento casi siempre: valiente, asustada y muy muy viva.”

20140109-231855.jpg

20140110-011349.jpg

El punto…¿Cultivamos la creatividad?

Estándar
El punto…¿Cultivamos la creatividad?

Hace unas semanas, en una de nuestras “excursiones viajeras creativas”, estaba sentado comiendo con una gran amiga en uno de los más emblemáticos palacios de la Ciudad de México. Ahí, comentamos sobre lo importante que es cultivar la creatividad. El dejar fluir nuestra imaginación y romper el “mandato de la comparación”, como dice Brené Brown, en su libro los dones de la imperfección. Ella escribe:

El mandato de la comparación se convierte en la aplastante paradoja de “encajar y destacar”. No se trata de cultivar la autoaceptación, la pertenencia y la autenticidad; lo único que se pretende es ser como todos los demás, pero mejor.”

Los sistemas educativos en vez de potenciar la creatividad; buscan crear individuos iguales, y bloquean toda capacidad creativa. En el libro de Sir Ken Robinson, El elemento, ofrece un nuevo paradigma sobre la habilidad y creatividad humana y de los beneficios que supone conectar correctamente con nuestros talentos e inclinaciones individuales. Hace una crítica sobre los sistemas escolares actuales, los cuales inculcan una visión muy reduccionista de lo que es la inteligencia y la capacidad personal, y sobrevaloran determinadas clases de talentos y habilidades.

Volviendo con la charla de mi gran amiga, hace unos días, me compartió el siguiente vídeo sobre lo importante que es dar la oportunidad de ser, crear y de descubrir tu potencial. No tiene desperdicio.

Frágil: El poder de la vulnerabilidad

Estándar
Frágil: El poder de la vulnerabilidad

fragil-el-poder-de-la-vulnerabilidad-9788479532383

Este nuevo libro de la Dra. Brené Brown vuelve a poner en el ojo del huracán a la vulnerabilidad. Nos propone una alternativa sorprendente y necesaria: aceptar la propia vulnerabilidad para transformar la vida. Olvidar el “qué dirán”, dar la cara y mostrar a la persona que somos en realidad. Sin reservas. Sin garantías. Porque la vulnerabilidad puede ser fuente de miedo y de vergüenza pero es el elemento indispensable de la felicidad, la creatividad y la conexión con los demás.

Es un libro muy cercano, muy directo. Invita a quitar nuestras máscaras, nuestras armaduras y dejarnos ver tal cual somos. Desnudos. Aceptando que el mundo es vulnerable y enseñando cómo debemos poner cara y entrar en el ruedo de la vida para hacer brillar nuestras propias sombras. 

“La vulnerabilidad no se basa en conocer la victoria o la derrota, sino en comprender la necesidad de ambas: es implicarse; es estar totalmente dentro.”

“Ser perfectos e inmunes puede parecer muy atractivo, pero eso no existe en la experiencia humana. Hemos de salir al ruedo, sea del tipo que sea -una relación nueva, una reunión importante, nuestro proceso creativo o una conversación familiar delicada-, con el valor y la voluntad de implicarnos. En vez de sentarnos en el banquillo y dedicarnos a juzgar y a dar consejos, hemos de atrevernos a dar la cara y a dejarnos ver. Esto es vulnerabilidad. Esto es atreverse a arriesgarse.” Brené Brown

¡Feliz cumpleaños!

Estándar
¡Feliz cumpleaños!

“No nos hacemos más viejos con los años, sino más nuevos cada día.”

Emily Dickinson

Hoy, hace 39 años que comenzó mi gran aventura de la vida, de mi vida. Quién me ha preguntado alguna vez si volvería a vivir esta vida, siempre he respondido: Sí, la volvería a vivir. Gracias a las maravillosas experiencias, a los duros aprendizajes, a tod@s aquell@s que hemos coincidido en nuestros mapas de vida, todo eso y más, me han forjado a ser el  Ser Humano que soy. El despertar ha sido duro, el aceptar mis imperfecciones y mi vulnerabilidad ha dolido, pero gracias a ello, puedo atreverme a estar en el ruedo.

Tal como dice, Sarah Ban Breathnach: “Todos los cumpleaños son un hito y no sólo los que se corresponden con el principio de un nuevo decenio, (eso es el próximo año). Cada edad trae consigo trescientos sesenta y cinco lecciones de vida real.

Quiero terminar este “post”, compartiendo una idea del último libro de Brené Brown, Frágil. Es mi propósito para los siguientes trescientos sesenta y cinco hojas de mi libro de la vida.

“…Atreverse a arriesgarse no tiene nada que ver con ganar o perder. Es un acto de valor. En un mundo donde imperan la escasez y la vergüenza, y tener miedo se ha convertido en algo natural, la vulnerabilidad es subversiva. Incómoda. A veces, hasta un poco peligrosa. Y, sin lugar a dudas, exponernos a ella implica un riesgo mucho mayor de que nos hieran. Cuando pienso retrospectivamente en mi vida y en lo que significa para mí atreverse a arriesgarse, puedo decir con toda sinceridad que no hay nada más incómodo, peligroso y doloroso que creer que estoy observando mi vida desde fuera preguntándome cómo sería si tuviera el valor de dar la cara y dejarme ver. ”

374724_10150448825901744_524138484_n

IMG_1506

Eres más bell@ de lo que piensas…

Vídeo
Eres más bell@ de lo que piensas…

Esta noche, navegando por el ciberespacio, encontré el siguiente vídeo, que quiero compartir con ustedes.

Y, al mismo tiempo, reflexionar con la cita de la Dra. Brené Brown:

“No importa lo que deje hecho ni cuánto quede por hacer; soy suficiente tal cual soy…” “Sí, soy imperfecta y vulnerable, y a veces tengo miedo, pero eso no cambia el hecho de que también soy valiente y de que merezco recibir amor y sentir que pertenezco.”