Archivo de la etiqueta: Viaje

¿Qué ves a través del espejo?

Estándar
¿Qué ves a través del espejo?

Un ejercicio muy interesante.

Imagina que estás en tu habitación mirándote al espejo. ¿Qué ves? ¿Te gusta? ¿O te gustaría que fuera distinto? Puede que al principio te fijes en cuán largo eres, cuán delgado, corpulento…, o en el color de tus ojos, si tus piernas son estilizadas, los pies pequeños… Si es así, bienvenido al mundo real de lo imperfectamente perfecto. Pero si te quedas mirándote a los ojos, si los ves brillar, quizá entonces comprendas que todo lo anterior va perdiendo importancia. El cuerpo es el inicio y el final del camino. En él comienza la vida y también termina. Es la esencia del viaje. Del gran viaje de la vida.

Cuida tu cuerpo. Si no lo haces, ¿a dónde vas a vivir el resto de tu vida?

#héroecotidiano

#cursoaprendiz

Del libro Neurocoaching de Silvia Escribano Cuerva.

IMG_0061

Sexo, pudor y Curvas…

Estándar
Sexo, pudor y Curvas…

La vida en la tierra sale bastante barata.

Por los sueños, por ejemplo, no se paga ni un céntimo.

Por las ilusiones, sólo cuando se pierden.

Por poseer un cuerpo, se paga con el cuerpo.

William Szymborska, Aquí

941367_10151642580483905_562896571_n

En mi viaje a México, uno de los gratos reencuentros fue con Roxana, la fundadora de Sexo, pudor y curvas. Gracias a su proyecto,muchas mujeres están en el maravilloso viaje de autoconocimiento y aceptación. Un viaje que se necesita mucho valor para llevarlo acabo, pero que al final, es una experiencia de gran liberalización. El buscar y crear un vida auténtica comienza con tu viaje interior.

Este movimiento busca  sensibilizar conciencia. La conciencia de hombres y mujeres en relación al amor, al respeto y al valor de la diversidad de los cuerpos femeninos, que por ser distintos a los que se difunden en los medios de publicidad como imagen de belleza le apuestan a la autenticidad.

Me encanto compartir con ella tanta sabiduría y espero que en un futuro no lejano, el albergue del alma pueda hacer una participación con ella. Es momento que los hombres seamos más humildes y reconozcamos la sabiduría de las diosas de cada mujer para hacer de este mundo, un mundo más igualitario, más humano.

¡Gracias Roxana!