Del revés (Inside Out)… Maravillosa clase sobre las emociones…

Estándar
Del revés (Inside Out)… Maravillosa clase sobre las emociones…

La vida está hecha de opciones. Quizá no puedas controlar el clima o las emociones de otros, pero sí tus emociones y reacciones.


Hoy quiero hablarles de una película que me parece extraordinaria por el tema que toca: Las emociones humanas. La película es la última creación de los estudios Pixar: Del revés (Inside Out).

Las emociones están ahí, son parte de nosotros, pero cuántos de nosotros sabemos cómo responder a ellas o simplemente conocer por qué sentimos alegría, ira, tristeza o miedo.

Al ver la película, me reafirmo en lo que hace ya algunos años vengo pidiendo: Una asignatura sobre “educación emocional” en todos los sistemas educativos.

Dejemos de buscar fuera, ¿por qué no miramos dentro?’.

El “autoconocimiento de uno mismo” debería ser el nombre de la asignatura para estudiar nuestras emociones y saber gestionarlas. Creo que esto nos ahorraría muchos años de sentirnos perdidos en muchos aspectos de nuestra vida o por lo menos podríamos ser responsables de nosotros mismo.

Aquí dejo el trailer de la película. Te invito a ver Del revés. Quizá no te parezca algo más que una película de dibujos animados, pero te garantizo que un buen momento pasarás.

¡Ah! Recuerda: No reprimas nunca una emoción.

Nuevos comienzos…Dale la vuelta a la tortilla…

Estándar
Nuevos comienzos…Dale la vuelta a la tortilla…

Después de unos meses sin publicar, volvemos a ponernos las pilas para que este rincón del alma sea tu albergue. En esta época de incertidumbre, cambios, temores, es necesario alimentar el alma y reconfortar el cuerpo. Es por ello que te dejamos este mensaje: DaLE LA VUELTA A LA TORTILLA. Recuerda: NO ESTÁS SOL@.

Reflexión

Estándar
Reflexión

¿Estás dispuesto a asumir tu propia responsabilidad?

Hace tiempo que quiero escribir sobre la responsabilidad en estos tiempos tan turbios y convulsos. El mundo necesita personas que asuman su responsabilidad como seres humanos y sobre todo, como inquilinos del planeta. Ahora más que nunca lo necesitamos.

Llevo observando en mi generación y las generaciones siguientes una falta de compromiso y sobre todo de responsabilidad en nuestras vidas, en las decisiones que tomamos y en nuestros actos. Lo veo desde los núcleos familiares hasta en los entornos de poder, sea de la empresa o de la política. Es más fácil culpar al otro que asumir la responsabilidad de nosotros mismos.

Todo se justifica. Es cierto. Detente un momento y mira cualquier situación en tu entorno: -“Son unos ladrones los gobernantes, pero quién no roba.” -“Más vale malo conocido, que bueno por conocer.” -“He reprobado el examen, pero la culpa es del profesor porque me tiene manía.” -“No he llegado a tiempo, pero ha sido por culpa del tráfico, de la señora que me detuvo.” Y así, un sin número de excusas para justificar nuestros comportamientos.

Mientras no asumamos que somos responsables de nosotros mismos, de todas nuestras acciones, de todas nuestras experiencias, no vamos a avanzar como sociedad, y lo peor de todo, es que seguiremos teniendo un deficit muy grande en el autoconocimiento de nosotros mismos, pilar fundamental para aspirar a una sociedad más justa, más humana y más evolucionada.

¿Te atreves a asumir tu responsabilidad y ser tu mejor creación?

¿Tienes el valor?

Propuesta: “Adiya” – Comunidad de aprendizaje

Estándar

Comparto esta propuesta de una gran amiga.

Adiya es una iniciativa revolucionaria en todos los sentidos, ya que a través de ella se genera un intercambio de conocimientos entre sus miembros. Es donar y recibir conocimientos de cualquier índole.

La idea se basa en tres fundamentos:

(1) el obsequio
(2) el derecho a aprender de manera libre y voluntaria
(3) el aprendizaje inter-generacional e inter-sectorial

Te invito a que lo descubras.

Mil gracias Kenza por tanta generosidad.

 

 

Source: Propuesta: “Adiya” – Comunidad de aprendizaje

Reflexión… Amarse uno mismo

Estándar
Reflexión… Amarse uno mismo

1602111_10152281648692625_283963288_o

¿Podemos querer a otras personas más de lo que nos queremos a nosotros mismos?

Para mi, la respuesta es no. Y no me lo tomes a mal, pero desde que comprendí está respuesta, mi vida cambió de una manera vertiginosa, mi vida se volvió más positiva y yo me convertí en la mejor versión de mí mismo, dando lo mejor de mí.

A través de mi viaje hacia una vida más auténtica y convertirme en el mago de mi vida, comprendí que mientras no me quisiera lo suficiente no podría estar bien conmigo mismo y tampoco podría amar a las personas que me rodean. Sentía que algo no funcionaba a pesar de que creía que al dar todo a esas personas, mis padres, mis hermanos, mi familia, amigos y pareja, estaba dando más del 100%. La realidad es que yo me menospreciaba, no me cuidaba y menos me amaba.

Postergaba mi plena atención, ya que tenía que darlo todo a mi mundo exterior, para complacer a todos ellos y yo “sentirme realizado”, pero la verdad es que siempre acaba devastado, sin energía y sin fuerza. Lo peor de todo es que no entendía el por qué.

Hay una frase que resonó en mí, retumbó mi alma y a todo mi ser.  Me hizo estremecerme hasta el punto que comencé a llorar. Estaba leyendo el libro “Hijas de la alegría” de Deepak Chopra, y cuando leí:

-El vacío existe porque crees en él. Te has adaptado a no tener poder, pero ése no es el estado en el que se supone que debes vivir. Debes abandonar lo que no funciona y jamás funcionará. Ahora escucha -dijo, y levantó la voz–: “Nací para el dios del amor. No volveré a mendigar nunca más, ni por la cosa más insignificante.”

No volveré a mendigar nunca más, ni por la cosa más insignificante. En ese momento, me di cuenta que no me quería lo suficiente, que tenía que cambiar para poder dar lo mejor de mí, y la manera en que podría hacerlo era comenzado a quererme a mí mismo al 100%, aceptándome tal como soy. Ni más ni menos. No podía mendigar por nada, tenía que darme todo. Además, descubrí, en ese proceso de quererme, que todo lo que necesitaba estaba dentro de mí. ¡Qué maravilla de momento!

Si queremos vivir una vida auténtica y de corazón, ser nuestro héroe, ser el mago de tu vida, tenemos que amarnos y aceptarnos a nosotros mismos. Estos son actos supremos de coraje. Y como dice Brené Brown: “En una sociedad que predica: “Ponte en último lugar”, el amor hacia uno mismo y la autoaceptación resultan casi revolucionarios.

Gracias por leer.

¿Qué ves a través del espejo?

Estándar
¿Qué ves a través del espejo?

Un ejercicio muy interesante.

Imagina que estás en tu habitación mirándote al espejo. ¿Qué ves? ¿Te gusta? ¿O te gustaría que fuera distinto? Puede que al principio te fijes en cuán largo eres, cuán delgado, corpulento…, o en el color de tus ojos, si tus piernas son estilizadas, los pies pequeños… Si es así, bienvenido al mundo real de lo imperfectamente perfecto. Pero si te quedas mirándote a los ojos, si los ves brillar, quizá entonces comprendas que todo lo anterior va perdiendo importancia. El cuerpo es el inicio y el final del camino. En él comienza la vida y también termina. Es la esencia del viaje. Del gran viaje de la vida.

Cuida tu cuerpo. Si no lo haces, ¿a dónde vas a vivir el resto de tu vida?

#héroecotidiano

#cursoaprendiz

Del libro Neurocoaching de Silvia Escribano Cuerva.

IMG_0061

Coraje, Compasión, Conexión…

Estándar
Coraje, Compasión, Conexión…

Para poder vivir y amar desde el reconocimiento de nuestra valía personal y atravesar la senda, el camino o el viaje de los héroes cotidianos, de los aprendices de mago o de las hadas, estas herramientas te ayudaran en tu aventura:

CORAJE

COMPASIÓN

CONEXIÓN

Brené Brown nos dice que: el coraje, la compasión y la conexión pueden parecer unos ideales elevados y sublimes, pero en realidad se trata solo de prácticas cotidianas que, cuando se ejercitan lo suficiente, se convierten en los dones más increíbles de nuestra vida.

El coraje, si lo aplicamos de forma positiva, es una herramienta poderosa, pero para poder cultivarlo, es imprescindible que dejemos de preocuparnos por lo que los demás puedan pensar de nosotros, y esa es una actitud que a casi todo el mundo le da miedo.

La compasión. La esencia de la compasión es, en realidad, la aceptación. Cuanto mejor nos aceptamos a nosotros mismos y a los demás, más compasivos nos volvemos. Te lanzo la siguientes preguntas: ¿estás dispuesto a analizar por qué para conseguirla no hay más remedio que establecer limites y decir NO? ¿Estás dispuesto a decir NO aunque con ello vayamos a decepcionar a alguien? Sólo te digo que para practicar la tolerancia y la compasión, se necesitan límites y responsabilidad.

La conexión es la energía que fluye entre las personas cuando se sienten vistas, escuchadas y valoradas, cuando pueden dar y recibir sin juicios y cuando a partir de la relación ganan sustento y fortaleza.

Una vez que has recibido la llamada para una aventura, sea buscada por ti mismo o porque se te ha presentado inesperadamente, estas herramientas te ayudaran a atravesar las noches oscuras o los grandes desafíos del camino, pero para ello debes asumir que es un compromiso contigo mismo y el resultado, te garantizo, que es extraordinario.

heroe

“Reconocer nuestra propia historia puede resultar duro, pero es mucho más fácil que pasarnos la vida escapando de ella. Asumir nuestras debilidades es arriesgado, pero no tan peligroso como renunciar al amor, la sensación de pertenencia y la dicha, experiencias todas ellas que nos hacen sentir vulnerables. Solo cuando tengamos la valentía suficiente para explorar nuestros lados oscuros descubriremos el poder infinito de nuestra luz.”